Mister Traster Blog

Hecha un vistazo a nuestras últimas noticias sobre el sector

Los objetos más difíciles de trasladar en una mudanza (II)

En nuestro primer post sobre los objetos más difíciles de trasladar en una mudanza te hablamos no solo las piezas más pesadas y voluminosas, sino también de cómo debes transportar las plantas y a nuestros mejores amigos: las mascotas.

En esta segunda entrega te hablaremos de aquellos objetos que por su fragilidad o particularidades técnicas también son especialmente difíciles de transportar durante la mudanza.

 Mudanza de Electrodomésticos

La mudanza de electrodomésticos requiere una preparación previa para evitar cualquier riesgo de que puedan deteriorarse o sufrir alguna avería.

En el caso del frigorífico, nevera o congelador es conveniente desconectarlos 48 horas antes de su traslado con el objetivo de que se descongelen y puedas limpiarlos. Además, deberás ir consumiendo los alimentos que almacenen para no tener que tirarlos a la basura.

En cuanto al transporte, deberán trasladarse siempre en posición vertical, evitando volcarlos, para que no se mueva en exceso el gas refrigerante que contienen (que suele ser el motivo de muchas averías).  Al ser objetos pesados, necesitarás ayuda y alguna carretilla o plataforma rodante para transportarlos.

Una vez te hayas instalado en tu nuevo hogar, es importante que esperes al menos una hora antes de ponerlos en funcionamiento para que el gas refrigerante vuelva a asentarse después de la mudanza.

Por su parte, es imprescindible que la desinstalación y posterior instalación de los electrodomésticos que se abastecen de gas sean llevadas a cabo por profesionales cualificados.

Ordenadores

Como paso previo a trasladar tu ordenador durante la mudanza es recomendable que compruebes que el seguro de la mudanza cubra cualquier daño que pueda sufrir y que hagas una copia de seguridad de todos los archivos.

Si no tienes mucha experiencia en el manejo de ordenadores asegúrate  antes de embalarlo de que sabrás dónde va cada cable cuando lo montes de nuevo. Puedes etiquetar cada elemento y/o hacer un dibujo explicativo indicando en qué entrada van los distintos cables o enchufes.

Para empaquetarlo lo ideal es que uses la caja original o, en su defecto, consigas en alguna tienda especializada una caja específica para el traslado de ordenadores.  En todo caso, asegúrate de que todos los componentes queden bien sujetos e inmóviles en el embalaje usando papel de burbuja, cartón o corchos.

Si tienes espacio suficiente, lleva el ordenador en tu propio vehículo para evitar que un objeto más pesado pueda dañarlo en el camión de la mudanza.

Cómo trasladar los espejos

Los espejos pueden quebrarse con facilidad si no se protegen correctamente durante la mudanza

Los espejos pueden llegar a ser tan pesados y voluminosos como frágiles. Por ello, es importante que sigas estos consejos básicos sobre cómo empaquetar un espejo para la mudanza.

En primer lugar, debes plantearte si vas a poder mover el espejo tú solo con plena seguridad necesitarás ayuda. En todo caso, dibuja una cruz con cinta adhesiva en la parte frontal del espejo. Aunque no impedirá una hipotética ruptura, sí evitará que el espejo estalle en mil pedazos en caso de quebrarse.

A continuación protege las cuatro esquinas, el cristal y la parte trasera del espejo con cartón duro y precinta el conjunto con cinta de embalar, asegurándote de que el cartón está bien sujeto al espejo.

Una vez protegido el cristal, recubre el espejo con mantas, sábanas viejas y/o plástico de burbuja y envuélvelo todo de nuevo con precinto.

Es muy importante utilizar una caja especial para el traslado o que, al menos, se adapte al tamaño del espejo. Para evitar que baile dentro de la caja, inserta plástico de burbuja o de periódico en todos los bordes interiores hasta que el conjunto quede perfectamente compacto.

Finalmente, etiqueta la caja como “FRÁGIL” en todos sus laterales para evitar confusiones y que sea tratada debidamente durante la mudanza.

Mudanza de Antigüedades

Las antigüedades son especialmente difíciles de transportar en una mudanza debido a su fragilidad y valor económico

La mudanza de antigüedades y de objetos valiosos requiere de una planificación previa y del máximo cuidado en la manipulación y el traslado de los objetos.

Por ello, lo más recomendable es encargar el trabajo a una empresa de mudanzas  que contará con los materiales adecuados y con profesionales acostumbrados al traslado de objetos delicados.

Tanto si haces la mudanza por tu cuenta como si contratas a profesionales, es conveniente que limpies los muebles antes del traslado pero sin utilizar barnices u otros productos que puedan entorpecer su manipulación o dejar marcas.

También es muy importante que consideres la posibilidad de contratar un seguro adicional que cubra posibles desperfectos y te permita afrontar el transporte de tus antigüedades con plenas garantías.

A continuación deberás hacer un inventario de tus antigüedades en el que se especifique el número de piezas que se van a trasladar, sus características y los cuidados especiales que requerirán para preparar el embalaje correcto.

Vacía los muebles, saca los cajones, quita los estantes y desmonta las piezas que puedas (siempre y cuando esto sea posible sin afectar al valor de las antigüedades), empaquetando cada elemento por separado.

Protege los muebles con papel burbuja e incluso mantas si fuera necesario. Evita en todo caso usar cinta de embalar directamente sobre superficies delicadas para evitar que deje marcas indeseadas.

La mejor manera de embalar las piezas delicadas es hacerlo en cajas de cartón de máxima calidad o en cajas de madera a medida para la pieza que se desea transportar. Asimismo, es fundamental que el embalaje interno sea el adecuado para proteger cada una de las antigüedades transportadas.

Por último, es recomendable que lleves tú mismo objetos pequeños como joyas, sellos, monedas, billetes, documentos, libros, etc.

Hemos repasado una lista con los objetos más difíciles de transportar a tu nuevo hogar, pero también debes tener en cuenta qué productos no debes trasladar nunca en una mudanza.

Si quieres evitarte complicaciones, errores irreparables al hacer la mudanza o incluso alguna lesión, en Mister Traster te ofrecemos unos precios y unos servicios sin competencia en Barcelona. ¡Llámanos al 931600381 y te informaremos de todo!

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *