Mister Traster Blog

Hecha un vistazo a nuestras últimas noticias sobre el sector

Cómo guardar un sofá en el trastero

El sofá es un mueble voluminoso y delicado, quizá el más grande de la casa, y que esta compuesto por madera, tela, gomaespuma, plumas y otros materiales que se estropean fácilmente, y más aún si va a ser almacenado durante mucho tiempo. Por eso hemos de llevar mucho cuidado a la hora de guardarlo y que esté en perfectas condiciones cuando volvamos a sacarlo.

Debido a su composición es muy susceptible de ser atacado por polillas, termitas o ratones, pero los trasteros de Mister Traster están libres de cualquier agente agresivo que pueda estropear tus pertenencias.

Para saber cómo guardar un sofá en el trastero, tan solo tienes que seguir estas breves indicaciones:

En primer lugar y antes de llevarlo al trastero, hemos de tener listo el material de embalaje con el que vamos a proteger el sofá. El material básico para esto es plástico de burbujas o acolchado, mantas y cinta adhesiva.

plastico-de-burbujas

A continuación, si el sofá posee grandes cojines y estos son desmontables es interesante guardarlos y empacarlos por separado. Esto hará que el sofá sea más fácil de transportar y además, conservará en mejor estado los cojines evitando malformaciones y roturas.

Una vez que tenemos los elementos desmontables por separado procederemos a envolver el sofá con plástico de burbujas o acolchado si dejar ninguna parte al descubierto. Para envolverlo es interesante subir al sofá sobre dos cajas de manera que podamos envolverlo bien por debajo y quitarle las patas en caso de que las tenga.

Ahora lo cubriremos con la manta acolchada y usaremos cinta adhesiva para fijarlas, dando las vueltas que sean necesarias para que quede de forma segura.

En el caso de que el sofá tenga patas:

  • Si se pueden quitar. Es interesante quitarlas ya que durante el transporte pueden romperse. Incluso es interesante guardarlo sin patas, si es posible ya que pueden sufrir daños.
  • Si no se pueden quitar. Entonces las forraremos con cartón y cinta adhesiva para que no sufran durante el transporte ni tampoco las paredes de casa en el supuesto de que hubiera un roce.

Una vez en el trastero, guardamos el sofá en posición vertical tal y como ha sido envuelto. De esta manera evitaremos acumular objetos encima de él y provocar daños.

Si es posible, los cojines los almacenaremos a parte, no en el sofá.

Las patas conviene que continúen desmontadas, envueltas en cartón y pegadas con cinta al sofá.

De esta manera el sofá ocupará poco espacio en el trastero, se conservará en buenas condiciones lejos del polvo, y no se dañará por colocarle objetos encima.

Si a este cuidado le sumamos las óptimas condiciones de almacenamiento de los trasteros de Mister Traster, como el control de temperatura, humedad, higiene y limpieza, encontraras el sofá en tan buenas condiciones como lo dejaste.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *