Mister Traster Blog

Hecha un vistazo a nuestras últimas noticias sobre el sector

Cómo guardar las alfombras en el trastero

Estamos en plena primavera y muy pronto (si no lo has hecho ya) llegarás a la conclusión de que ha llegado el momento de retirar las alfombras que te han acompañado y dado calor durante los últimos meses. Para garantizar que queden en perfecto estado hasta que las vuelvas a utilizar, te damos unos consejos sobre cómo empaquetar y guardar tus alfombras en el trastero.

1.- Limpia a fondo la alfombra

Antes de guardar la alfombra es imprescindible que la limpies de manera exhaustiva. Lo más recomendable es que lo haga un profesional, pero si has decidido limpiarla tú mismo debes empezar pasando la aspiradora para quitar el polvo y la suciedad superficial.

A continuación puedes tratar las manchas con algún producto específico, detergente neutro, amoniaco o incluso con agua y vinagre, dependiendo de la tipología de la mancha. Para eliminar los malos olores, es recomendable espolvorear bicarbonato sobre toda la alfombra y pasar después la aspiradora.

Por último, si detectas que las patas de los muebles han dejado marcas en la alfombra, colocar un cubito de hielo en la zona deformada durante unos minutos suele ser un remedio eficaz para devolverle su aspecto original.

2.- Enrollar la alfombra, nunca doblarla

Si la alfombra se almacena plegada es más que probable que se formen arrugas muy difíciles de quitar y que incluso pueden llegar a ser permanentes. Lo más recomendable es enrollarla bien pero sin llegar a deformarla. ¿Cómo? Extiende una sábana vieja a lo largo de la alfombra y, a continuación, enróllala de la forma más compacta posible. Además, introducir pequeñas bolsas con bicarbonato y ralladura de limón ayudará a mantener tu alfombra libre de humedades y malos olores por la falta de uso.

Seguidamente ata los extremos con cuerdas o cinta adhesiva y, para proteger todavía más la alfombra, puedes cubrirla con una funda de plástico o de tela.

3.-Guarda la alfombra en un trastero

Lo más importante es aislar la alfombra de cualquier elemento que la pueda ensuciar o estropear, evitando las estancias con cambios bruscos de temperatura y humedad.

Lo ideal es guardarlas en posición horizontal en un lugar fresco, seco y alejado de la luz natural como son los trasteros. Si no tiene espacio en su casa o si las condiciones no son adecuadas para el almacenamiento de tu alfombra, Mister Traster cuenta con una oferta de trasteros de todos los tamaños y precios, repartidos en nuestros tres centros de trasteros en Barcelona.

¡Llámanos y te informaremos de todo!

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *