Mister Traster Blog

Check out our latest news on the sector

Los objetos más difíciles de transportar en una mudanza

Las mudanzas pueden ser difíciles de gestionar si las hacemos por nuestra cuenta. Además de la tramitación de permisos, búsqueda de vehículos y material de embalaje o los imprevistos que puedan surgir, existen objetos especialmente complicados de empaquetar y transportar si no se deja el traslado en manos de profesionales. Para que no te pille por sorpresa, repasamos algunos de los objetos más difíciles de transportar durante una mudanza.

Plantas

Como paso previo al transporte de las plantas deberás tener en cuenta que son seres vivos que requieren cuidados especiales antes de la mudanza.

En primer lugar deberás ir reduciendo gradualmente el riego una semana antes del traslado, con el doble objetivo de que no haya pérdidas de agua durante la mudanza y que la planta se adapte mejor a su nuevo entorno.

También es conveniente  podarla en el caso de que la planta sea grande o tenga ramas o tallos que se puedan dañar durante el viaje.

Es muy importante que las transportes en exclusividad, es decir, un viaje solo para ellas. De esta manera recibirán el cuidado que necesiten y no serán dañadas por otros objetos. Si no es posible, deberán ser las últimas en cargarse en el camión.

Asimismo, es recomendable meter las plantas en cajas de cartón e inmovilizarlas con plástico de burbujas u otros materiales que puedan servir a tal efecto. Si las plantas son pequeñas recuerda hacer agujeros en la caja para asegurar una mínima ventilación.

Una vez en el nuevo destino, deben ser las primeras en descargarse. Hemos de colocarlas en su nueva ubicación y regarlas rápidamente. Asimismo, es conveniente no cambiarlas de sitio durante unos cuantos días para que se aclimaten.

Animales

Los animales pueden sufrir el mismo estrés que nosotros durante la mudanza

Como cualquier otro miembro de la familia, los animales también pueden sufrir estrés durante la mudanza. Para evitarlo en la medida de los posible, te recomendamos que tu mascota viaje contigo y que lo haga con el equipamiento adecuado (cesta de viajes en el caso de los gatos o perros, etc).

Si es posible, lleva a tu mascota a tu futuro domicilio algunas veces antes de la mudanza para que se familiarice con el nuevo entorno.

Si el trayecto es largo, es conveniente que tú y tu mascota deis un paseo en cada parada de descanso. Asimismo, prepara un kit con comida, bebida, juguetes, recogedor…y toma las medidas oportunas para actuar en el caso de que el animal se maree durante el viaje (pregunta a tu veterinario).

Haz esperar a tu mascota lo menos posible (que sea la última en subir al coche, la última en entrar en su porta viajes, etc.) y no la dejes sola, ya que puede causarle mucho estrés.

Una vez instalados en tu nuevo hogar, es importante no cambiar sus rutinas de paseos, juegos, baños y horas de comida para que se aclimate lo más rápido posible al nuevo entorno.

Un caso especial es el traslado de los animales acuáticos. Si necesitas más información, puedes consultar nuestro post sobre cómo trasladar el acuario durante la mudanza.

Objetos pesados y/ o voluminosos

La mudanza de objetos pesados entraña muchas dificultades y factores de riesgo, ya que no solo hemos de considerar el número de personas que serán necesarias y estudiar el recorrido de salida y entrada del edificio, sino también contar con la maquinaria específica (grúa, plataforma elevadora, etc)  y valorar el riesgo de lesiones.

Factores que se deben tener en cuenta 

El traslado de objetos pesados requiere una planificación excelente en la que se deben tener en cuenta muchos detalles:

– En primer lugar hemos de estudiar las dimensiones y características de los objetos, así como los puntos de entrada y salida tanto de la nueva vivienda como de la antigua.

– El embalaje es otro aspecto importante ya que, si el objeto que se va a transportar es delicado además de pesado, será necesario emplear un material adecuado para protegerlo. En este sentido, la fragilidad del objeto determinará tanto los materiales de embalaje como el método que se utilizará para transportarlo.

– Es imprescindible elegir el tipo de vehículo apropiado en función del volumen y del peso del objeto a transportar. Asimismo, deberemos asegurarnos de que el vehículo cuenta con la infraestructura necesaria como correas para asegurar el transporte, etc.

– Por último deberás valorar qué herramientas y maquinaria serán necesarias para mover el objeto, ya sean traspales, carretillas, grúas, plataformas elevadoras, etc.

Hasta aquí nuestra primera entrega sobre los objetos más difíciles de trasladar en una mudanza. Si quieres evitarte dolores de cabeza, posibles lesiones y el estrés de tener que organizar la mudanza, en Mister Traster te ofrecemos el mejor servicio de mudanzas en Barcelona al mejor precio. ¡Llámanos y te informaremos de todo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *