Mister Traster Blog

Check out our latest news on the sector

Mudanzas con niños

Mudarse de casa puede ser un proceso difícil para cualquier miembro de la familia, pero supone un cambio especialmente sensible en el caso de los niños.

Sobre todo si el traslado se produce a otro barrio u otra ciudad, ya que implica que tengan que dejar atrás a familiares, amigos y compañeros de clase.

En este sentido,  los más pequeños se ven obligados a adaptarse a a una nueva vida llena de incertidumbres sin que, en muchos casos, hayan participado en la decisión de mudarse, lo que puede producirles ansiedad.

Aunque la mudanza afecta de forma muy distinta a cada niño en función de su edad, personalidad, etc. (incluso alguno puede estar encantado con el cambio), el traslado puede derivar en síntomas como falta de apetito, alteraciones del sueño, tristeza, cambio de humor, etc.

Para que la transición al nuevo hogar sea lo más fácil y cómoda posible para los menores, te ofrecemos unos consejos que te ayudarán a prevenir las posibles consecuencias adversas de la mudanza:

-Transmite calma y positividad a los niños en todo momento. En este sentido, es conveniente evitar las discusiones en presencia de los pequeños

-Implica a los niños en la medida de lo posible tanto en la mudanza como en la decoración de la futura casa, especialmente la de su habitación. Deja que tus hijos se involucren poniendo sus cosas en cajas, etiquetándolas y organizándolas, etc.

Es importante que los niños se impliquen en el traslado

-Habla con ellos con claridad y explícales los motivos de la mudanza, aclarándoles cualquier cuestión que les pueda preocupar. En este sentido, conviene prepararles antes de llevar a cabo la mudanza y tener en cuenta las necesidades específicas de cada niño.

-Intenta resaltar los aspectos positivos de la mudanza y del lugar al que vais a trasladaros (visita o busca información en internet sobre el futuro colegio, vecindario, parques, instalaciones deportivas, lugares donde puede realizar sus actividades favoritas, etc). Es importante no llegar a idealizar el futuro emplazamiento para no generar expectativas que no se vayan a cumplir

-Procura que las pertenencias del niño no se extravíen durante la mudanza: juguetes, ropa…Tenerlo todo bien localizado y accesible en todo momento facilitará la adaptación al nuevo hogar.

-En caso de que sea posible, es conveniente hacer la mudanza en verano para evitar que los niños tengan que cambiar de colegio y de compañeros en pleno curso.

-Intenta que la mudanza no coincida con otros otros cambios importantes o traumáticos en la vida del niño (muerte de algún familiar, divorcio, etc.)

-Una vez instalados, es importante volver a las rutinas habituales lo antes posible para que el niño se sienta seguro: alimentación, horarios de comidas, baño, dormir o sueño, etc.

Si necesitas ayuda con tu mudanza, en  Mister Traster te lo ponemos todo más fácil para que puedas ocuparte de lo realmente importante. ¡Consulta nuestros precios sin competencia en el mercado!

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *