Mister Traster Blog

Check out our latest news on the sector

Los 9 errores que debes evitar al hacer la mudanza

Hacer la mudanza puede ser un proceso difícil y que (normalmente) vamos a tener que afrontar pocas veces en nuestra vida, por lo que es muy posible que cometamos errores de los que después nos podemos arrepentir. Desde nuestra amplia experiencia en todo tipo de traslados, en Mister Traster  te ofrecemos una lista con los errores que debes evitar para que la mudanza acabe siendo todo un éxito.

  1. No planificar con antelación

La planificación y el orden son la clave de una mudanza. Uno de los errores más comunes es creer que dispones de todo el tiempo del mundo y, si te despistas, se te acumulará el trabajo y no dedicarás suficiente tiempo al embalaje y empaquetado, preparación, organización, etcétera.

Es importante que desde dos meses antes del traslado empieces a empaquetar lo que uses con menos frecuencia y que decidas aspectos como aquello que vas a conservar y lo que no, si vas a hacer la mudanza por tu cuenta o vas a contratar una empresa de mudanzas o comparar los precios de los seguros.

A medida que se acerque la fecha de la mudanza, empaqueta los artículos o enseres que utilices más a menudo, dejando para el final lo más necesario como la ropa que estás utilizando en esas fechas o los objetos de aseo personal.

  1. No contratar un seguro

Asegurar los objetos de valor te dará tranquilidad para afrontar la mudanza y te puede ahorrar un disgusto en caso de daño, pérdida o extravío.

  1. Asumir que hacer la mudanza por tu cuenta va a ser más rentable

Valora si debes contratar una empresa de mudanzas

Aunque a primera vista pueda parecer que hacer la mudanza por tu cuenta va a ser mucho más económico, muchas veces lo barato puede acabar saliendo caro. Si la mudanza va a ser local y de poca envergadura, tienes experiencia en este tipo de traslados y un nutrido grupo de amigos dispuestos a ayudarte, quizá mudarte sin ayuda profesional sea una opción factible.

Ahora bien, si no cumples con estos requisitos, debes plantearte algunas preguntas antes de decidirte a hacer la mudanza tú mismo. ¿Sabes lo que cuesta alquilar una furgoneta o camión? ¿Tienes experiencia conduciendo este tipo de vehículos? ¿Sabes cuánto cuesta el material de embalaje y cómo empaquetar correctamente? ¿Dispones de las herramientas necesarias? ¿Hay ascensores en las viviendas origen y destino? ¿Cómo tienes pensado mover la nevera, los muebles pesados o la lavadora? ¿Cuentas con la ayuda suficiente?

Una empresa de mudanzas cumplirá con los plazos previstos, te ahorrarán el esfuerzo de trasladar los objetos pesados y sus profesionales saben cómo manipular las cajas y los muebles para que no sufran ningún daño. Además, contratar profesionales te hará la vida más fácil y te liberará de gran parte del estrés que conlleva la mudanza.

A tus amigos, mejor invítalos para la fiesta de inauguración. Estaréis todos más descansados…;)

  1. No empaquetar o embalar correctamente

El papel de periódico no es la solución para todo. Si te decides a embalar tú mismo, puedes utilizar papel de burbuja para la vajilla u otros objetos delicados, corcho para los dispositivos electrónicos, fundas protectoras para colchones o cajas armario para guardar la ropa.

Asimismo, debes evitar sobrecargar las cajas. Aunque la ecuación menos cajas=menos viajes pueda parecer lógica, lo único que conseguirás será dificultar en exceso la carga y descarga y, en el peor de los casos, lesionarte la espalda.

Tampoco olvides etiquetar correctamente las cajas indicando su contenido y a qué habitación corresponde. Te ayudará en el momento de desembalarlas para colocar las cosas en su sitio e identificar los objetos frágiles para tratarlos con más cuidado.

Por último, te recomendamos utilizar materiales de calidad para evitar disgustos.

  1. No deshacerte de lo que no necesitas

La mudanza puede ser el momento perfecto para hacer limpieza y tirar todas aquellas cosas que tienes amontonadas en un rincón y que no has utilizado en años (y que, acéptalo, no vas a volver a utilizar). Empeñarte en conservarlas solo dificultará el traslado y además, piensa que puedes sacar algún dinero vendiéndolas, regalarlas a un amigo o donarlas a los más necesitados.

  1. Desconectar el congelador el mismo día de la mudanza

Si lo dejas para el último día, es probable que te veas picando hielo o achicando agua cuando menos te lo esperas. Es importante que desconectes el congelador al menos dos días antes de la mudanza para que puedas limpiarlo y trasladarlo correctamente.

  1. Olvidar que tu mascota se muda también

Debes preparar la mudanza de tu mascota

Como cualquier otro miembro de la familia, las mascotas también pueden sufrir estrés durante la mudanza. Para evitarlo en la medida de los posible, te recomendamos que tu mascota viaje contigo y que lo haga con el equipamiento adecuado (cesta de viajes en el caso de los gatos o perros, etc).

Si el trayecto es largo, es conveniente que tú y tu mascota deis un paseo en cada parada de descanso. Asimismo, prepara un kit con comida, bebida, juguetes, recogedor,… y toma las medidas oportunas para actuar en el caso de que el animal se maree durante el viaje (pregunta a tu veterinario). Si necesitas más información, consulta nuestro post sobre las mudanzas y los animales.

  1. No llevar contigo lo importante

Es fundamental que lleves contigo en todo momento los documentos importantes y los objetos de valor: DNI, pasaportes, documentos, facturas, joyas, dinero, llaves, etc. Sobre todo si vas a hacer la mudanza con amigos y familiares, ya que puede haber despistes.

Asimismo, si el viaje va a ser largo también es conveniente que lleves contigo comida y bebida, medicamentos, papel higiénico, tijeras, herramientas básicas y dinero en efectivo.

  1. No hacer un inventario de la mudanza

Aunque pueda parecer (y ser) un poco aburrido, hacer un inventario de todo lo que se va a trasladar durante la mudanza es de gran ayuda.

Haz una lista con todas las cajas que se van a trasladar y asegúrate de que se suben todas al vehículo de mudanza. Asimismo, confirma antes de marcharte que no has dejado nada olvidado.

Ya en tu nuevo hogar, revisa la lista y ve tachando las cajas que se descargan del camión. De este modo, es muy sencillo detectar si alguna se ha perdido.

Si tienes cualquier duda o necesitas más información, los  profesionales de Mister Traster te asesorarán en todo lo que necesites.

Además, si vas a necesitar espacio extra para guardar tus cosas, contamos con una oferta de trasteros de todos los tamaños y precios para que escojas el que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡No dudes en contactar con nosotros!

 

 

 

Leave a Reply

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *